El Lobo y las Siete Cabritas: Una Historia de Suspenso

En el bosque vivía un lobo astuto y hambriento que siempre buscaba una oportunidad para atrapar a las siete cabritas traviesas que jugaban cerca de su guarida. Las cabritas, por su parte, eran curiosas y juguetonas, pero también cautelosas debido a las advertencias de su madre sobre el peligro que representaba el lobo.

Inicio de la historia:

Había una vez en un bosque encantado a las afueras del pueblo, siete cabritas alegres y juguetonas que vivían junto a su madre en una pequeña cabaña. Cada mañana, su madre las llamaba para advertirles sobre el lobo que merodeaba por los alrededores, pero las cabritas no siempre prestaban atención.

Un día, mientras jugaban cerca de un arroyo, las cabritas escucharon un aullido a lo lejos. Era el temido lobo que las observaba con ojos hambrientos, planeando una estrategia para engañarlas y poder llenar su estómago vacío. Sin embargo, las cabritas no lo vieron y continuaron con sus juegos sin sospechar el peligro que se cernía sobre ellas.

La madre cabra, al darse cuenta de la presencia del lobo, les advirtió a sus hijas que se mantuvieran unidas y vigilantes, pues el lobo era conocido por su astucia y engaños. Pero las cabritas, confiadas en su propia habilidad para escapar, minimizaron el peligro y continuaron con sus travesuras, sin imaginar las consecuencias que les esperaban.

Trama de la historia:

La noche cayó sobre el bosque y el lobo, con paciencia y sigilo, se acercó a la cabaña de las cabritas, imitando la voz de su madre para engañarlas. «Soy yo, vuestra madre. Abran la puerta», dijo el lobo con astucia, y las cabritas, engañadas por su artimaña, abrieron la puerta sin sospechar que detrás se encontraba su enemigo.

Al ver al lobo frente a ellas, las cabritas intentaron huir, pero el lobo, con rapidez, las atrapó una por una, devorando a seis de las siete cabritas, quienes cayeron presas de su astucia. Solo una de ellas logró esconderse en el reloj de la sala, temblando de miedo por la suerte de sus hermanas.

Quizás también te interese:  Yaci y su muñeca en una emocionante aventura juntos

El lobo, satisfecho con su festín, se retiró a descansar sin percatarse de la cabrita escondida, quien, con valentía, buscó ayuda en el bosque para rescatar a sus hermanas y vengar su desdicha. ¿Logrará la cabrita salvar a las seis cabritas cautivas y derrotar al lobo astuto?

Desenlace de la historia:

Con la ayuda de sus amigos del bosque, la cabrita planeó un ingenioso plan para liberar a sus hermanas y vencer al lobo. En una noche oscura, mientras el lobo dormía profundamente, las cabritas fueron liberadas una por una y llevadas a un lugar seguro lejos de la guarida del depredador.

Al despertar y darse cuenta de su engaño, el lobo enfurecido persiguió a las cabritas, pero con la astucia y rapidez que heredaron de su madre, lograron despistar al lobo y escapar ilesas. El lobo, derrotado y hambriento, se retiró del bosque, aprendiendo la lección de que la astucia y el trabajo en equipo son las mejores armas contra la adversidad.

Quizás también te interese:  El patito feo: la historia del cisne

Las cabritas, ahora más unidas y conscientes del peligro, agradecieron a la valiente cabrita que lideró su rescate, y prometieron nunca más desobedecer las advertencias de su madre ni subestimar a sus enemigos. Así, la paz volvió al bosque y las cabritas vivieron felices, siempre recordando la importancia de la prudencia y la solidaridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio